DIFERENCIAS ENTRE TESTAMENTO Y DECLARACIÓN DE HEREDEROS

Las herencias ocasionan mucho estrés y angustia entre las familias debido a la cantidad de trámites que deben hacer en un momento tan complicado y duro como lo es la muerte de un ser querido. Por ello es muy fácil confundir cierta terminología hereditaria y los pasos a dar, como lo serían los testamentos y las declaraciones de herederos, pero es necesario conocer las diferencias y la utilidad de cada una de estas herramientas para realizar el proceso con éxito.

El testamento es el documento más conocido, en el se refleja la última voluntad del causante y de cómo quiere que se disponga tanto de su activo como de su pasivo una vez fallezca entre sus herederos. Para que sea efectivo, debe ajustarse a ciertos parámetros que permiten la redacción de numerosos tipos de testamento, y debe reconocer a los conocidos como herederos forzosos o legitimarios.

La declaración de herederos es un documento que se realiza si no existe o no se encuentra un testamento válido, o si el que existe se anula. De manera parecida al testamento, indica cómo se repartirán los bienes y deudas del fallecido, debe firmarse ante un notario y es necesario tanto como para aceptar y adjudicar la herencia como para liquidar el Impuesto de sucesiones y donaciones que varía dependiendo de la comunidad autónoma donde haya fallecido la persona.

En todos los casos, es más ventajoso tener un testamento a la mano que recurrir a una declaración de herederos. Por un lado, es un vehículo legal para que el causante exprese con claridad su voluntad, lo cual no abarca la declaración de herederos. Además, tiene un precio más barato en la notaría y no exige tanta documentación al momento de presentarlo.

Para obtener la declaración de herederos, es necesario presentar una cantidad de documentos que permitan llevar a cabo el trámite: los certificados de empadronamiento y de defunción del difunto, la certificación del Registro General de Actos de Última Voluntad y las del Registro Civil. También hacen falta dos testigos que conozcan a los familiares del fallecido. En situaciones así, la mejor opción es asesorarse por expertos en el tema como lo somos en abogados CJ.

Para más información contacte con nosotros a través de nuestro número de teléfono: 961 365 497 o bien a través de nuestro formulario.

Publicado en Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Abogados CJ.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.